Profesionales y medios se posicionan a favor de las medicinas alternativas

Frente a las críticas de las que están siendo objeto las medicinas alternativas por parte de quienes las consideran pseudociencias, son cada vez más numerosas las voces autorizadas que rechazan esta beligerancia y apuestan por la complementariedad entre estas y la medicina convencional en favor de la mayor eficiencia clínica. Este es el caso del director de Investigación del Royal London Hospital for Integrative Medicine (RLHIM), Peter Fisher, quien se ha manifestado recientemente partidario de la inclusión de la homeopatía en la sanidad pública española, tal y como ocurre en el Reino Unido, “o en países como Francia o Alemania, que la han integrado hace mucho tiempo y donde, de hecho, hay muchísimos más médicos homeópatas que en Gran Bretaña”.

Fisher, médico de la Reina Isabel II y miembro de la asesoría de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Medicina Tradicional y Complementaria, abogó, durante su participación en la I Jornada sobre Evidencias Científicas en Homeopatía, celebrada en San Sebastián y que congregó a más de 160 profesionales de la salud, porque dicha incorporación se produzca de forma que el paciente y el terapeuta pueda beneficiarse en cada tratamiento “de lo mejor” de la medicina convencional y de la tradicional. “Estoy a favor de una medicina integrativa que utilice todos los medicamentos que haga falta. Los antibióticos son maravillosos cuando se utilizan bien, el problema puede ser su abuso o su mal uso”, explicó, al tiempo que destacó que en los países desarrollados, con una población cada vez más envejecida y su consecuente de polimedicación, la homeopatía, con su “aproximación global” al paciente, podría solventar este creciente problema.

Peter Fisher no eludió, por otra parte, el aspecto más controvertido de la homeopatía, sus diluciones, señalando que “hay más de 2.000 publicaciones científicas que demuestran que estas diluciones ultramoleculares tienen actividad sobre modelos animales y también sobre modelos in vitro [véanse aquí algunos estudios recogidos por la revista CUERPO MENTE]”. “Las diluciones homeopáticas plantean grandes interrogantes y desafíos; pero la realidad es que hay avances importantes”, afirmó, instando a la necesidad de profundizar en el estudio de las altas diluciones porque “estamos empezando a comprender cómo funcionan y cómo son estos preparados”.

En la misma dirección que el máximo responsable de Investigación del RLHIM, se ha pronunciado en los últimos días el director de Discovery DSALUD, José Antonio Campoy Sanz-Orrio, acusando a los dirigentes de la Organización Médica Colegial (OMC) de estar incurriendo en un “delito grave” tanto si estas terapias se demuestran ineficaces y peligrosas, ya que “llevarían muchos años permitiendo que cientos de miles de personas hayan sido estafadas y hayan puesto en peligro sus vidas”, como si no tienen razón, ya que “estarían poniendo gratuita e injustificadamente en duda la imagen, el honor y la profesionalidad de quienes las ejercen”.

Campoy también ha calificado como “inaudita”, en un Estado de Derecho, la petición de la OMC de solicitar el cierre de cerca de un centenar de páginas webs por hacerse eco de lo que ellos denominan “contenido pseudocientífico”. Asimismo, ha denunciado la iniciativa de este organismo para tratar de eliminar de las universidades españolas la enseñanza de las medicinas alternativas, así como de disolver todas las secciones y comisiones colegiales existentes, alegando que se trata de disciplinas que no tiene carácter oficial, cuando, según la Estrategia de la OMS sobre Medicina Tradicional 2014-2023, “las ejercen en la Unión Europea 145.000 médicos y 160.000 terapeutas no médicos”.